Blogia
BIOVIDA

Las auroras polares

Las auroras polares

Las auroras polares son fenómenos luminosos que aparecen en la exosfera,  en forma de rayos, arcos, bandas, cortinas o coronas de color verdoso o rojizo. Se pueden formar en el hemisferio norte (auroras boreales) o en el hemisferio sur (auroras australes), pero ambas poseen las mismas características.

 

Se originan cuando el viento solar (compuesto principalmente por electrones y protones) llega a la magnetosfera terrestre. El campo magnético captura las partículas y son guiadas por el movimiento de sus líneas. Éstas aparecen deformadas, con respecto a las de un imán, debido a la fuerte interacción con el Sol. Las líneas de campo entran en las zonas polares terrestres, dónde las partículas del viento solar serán llevadas con mucha más probabilidad a la atmósfera.

Cuando los protones y electrones entran en la atmósfera terrestre, pueden colisionar con los átomos y moléculas presentes en esta, emitiendo energía al aumentar su nivel. Cuando estos átomos vuelven a su estado fundamental, emite energía en forma de ondas electromagnéticas.

Éstas, son las que podemos apreciar cuando se producen las auroras.

Algunas veces el Sol libera grandes cantidades de su masa, más de lo habitual, lo cual hace que el viento solar aumente en un intervalo de tiempo y produzcan las auroras polares.   

 

En el caso de las auroras polares en la Tierra, se producen en alturas mayores de 100km por la densidad de gases, que permiten que las partículas del viento solar colisionen con los átomos de la atmósfera terrestre.

Las auroras poseen formas, colores y estructuras diversas que cambian en un período corto de tiempo.

 

Los colores son debidos a la especie atómica o molecular que las partículas del viento solar excitan y al nivel de energía que esos átomos o moléculas alcanzan. La luz azulada y el rojo púrpura que podemos observar en algunos de los bordes más bajos y partes externas curvadas de las auroras, es causada por el nitrógeno. El color verde/amarillo lo producen las partículas de oxígeno.

Las auroras polares pueden durar desde unos minutos hasta varias horas.

 

Las auroras también se producen en otros planetas, como Júpiter y Saturno ya que poseen campos magnéticos y en Marte que poseen campos locales.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Raquel Ibáñez Campos -

Wow, que chulo!! siempre había sentido curiosidad por este tema en particular.
No imaginaba que esto ocurriera también en otros planetas, sinceramente creía que era propio de la Tierra.
Otro aspecto que me ha gustado mucho es que incluyas el por qué de los colores, esta genial!!!
Ah!Y la foto es impresionante! me gustaría estar ahí!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres