Blogia
BIOVIDA

LA DEFORESTACIÓN

LA DEFORESTACIÓN

INTRODUCCIÓN

La deforestación es el proceso de desaparición de los bosques o masas forestales, fundamentalmente causada por la actividad humana. Está directamente causada por la acción del hombre sobre la naturaleza, principalmente debido a las talas realizadas por la industria maderera, así como para la obtención de suelo para cultivos agrícolas.

En los países menos desarrollados las masas boscosas se reducen año tras año, mientras que en los países industrializados se están recuperando debido a las presiones sociales, reconvirtiéndose los bosques en atractivos turísticos y lugares de esparcimiento.

PROBLEMAS QUE CONLLEVA LA DEFORESTACIÓN

La deforestación vinculada a  la degradación forestal, que consiste en una reducción de la calidad del bosque, puede producir la erosión del suelo y la desestabilización de las capas freáticas, lo que a su vez favorece las inundaciones o sequías. Reduce la biodiversidad, lo que resulta sobre todo significativo en los bosques tropicales, que albergan buena parte de la biodiversidad del mundo.

Los bosques desempeñan un papel clave en el almacenamiento del carbono, pues son los pulmones de la Tierra. Cuando se destruyen, el exceso de dióxido de carbono en la atmósfera contribuye al calentamiento global de la Tierra, y esto comporta multitud de efectos secundarios problemáticos.

Otra de las consecuencias importantes de la deforestación, fundamentalmente provocada por la creación de nuevos espacios agrícolas, es que muchas se realizan en lugares que son fundamentales para el desarrollo de algunas especies en peligro de extinción, o únicas en ese dicho lugar y, muchas veces, los mismos bosques donde se tala son una importante fuente hídrica.

¿PORQUÉ SE PRODUCE ESTA DEFORESTACIÓN?

Las principales amenazas de los bosques en países desarrollados son las inundaciones,  los incendios, las plagas y enfermedades y la contaminación atmosférica.Pero lo más triste es que en numerosas ocasiones estas deforestaciones son llevadas a acabo por la actividad humana (urbanizaciones, construcción de infraestructuras, transformaciones de los terrenos agrícolas, explotaciones forestales industriales, la minería…)

La explotación forestal industrial con fines comerciales representa, con mucho, el mayor peligro para las fronteras forestales. Gran parte de los bosques que quedan se encuentran amenazados. La explotación forestal industrial representa por sí sola la mayor amenaza para los bosques primarios que quedan en el mundo.

En las regiones templadas la agricultura se ha basado en la eliminación de los bosques aprovechando la fertilidad de sus suelos. Pero los procesos de deforestación son, por lo general, más destructivos en los trópicos.

Entre las principales causas de la degradación forestal en países más pobres destacan el excesivo acopio de leña, el sobrepastoreo, los incendios y las malas prácticas y abuso en el aprovechamiento de la madera.

UNA POSIBLE SOLUCIÓN

Como medida de contención, diversos organismos internacionales proponen la reforestación, medida parcialmente aceptada por los movimientos ecologistas, al entender éstos que en la repoblación debe considerarse no sólo la eliminación del dióxido de carbono sino, además, la biodiversidad de la zona a repoblar.

DATOS INTERESANTES

·        La superficie forestal mundial se reduce cada año en unos 13 millones de hectáreas a causa de la deforestación, aunque el ritmo de pérdida neta disminuye gracias a las plantaciones y la expansión natural de los bosques.

·        La pérdida anual neta de superficie forestal entre 2000 y 2005 fue de 7,3 millones de hectáreas anuales – un área equivalente a Sierra Leona o Panamá-, frente a una estimación de 8,9 millones de hectáreas entre 1990 y 2000. Equivalen a la deforestación neta del 0,18 por ciento de la superficie mundial cada año.

·        La deforestación tropical aumentó rápidamente a partir de 1.950, con la ayuda de maquinaria pesada. Desde entonces, el crecimiento de las poblaciones humanas ha llevado también a la destrucción de zonas forestales por la vía más difícil, a mano. Las tasas anuales de deforestación en 52 países tropicales prácticamente se duplicaron los últimos años del siglo pasado.

·        Hace 8.000 años había unas 6.000 millones de hectáreas, en la actualidad de las 3.000 millones de hectáreas que quedan  sólo el 40% son bosques primarios lo suficientemente grandes para albergar la flora y la fauna originales sin soportar el peligro de la pérdida de la biodiversidad.

·         La deforestación avanza a un ritmo de unas 17 millones de hectáreas al año.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

FRANCISCO JAVIER CANO PADILLA -

El artículo está genial. Me encanta como explica cada apartado, que aunque son cosas que sabemos nunca esta nada mal que alguien lo recuerde y haga saber que tenemos que frenar la deforestación. Enhorabuena, de verdad, esta chulísimo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres